Oporto, Portugal.
26 Julio 2017

Del Centro de Artes Escénicas de Santiago de Chile a la Pista de Baile de la Escuela Campo Risso (Distrito Rural Pujato, Prov. de Santa Fe, Argentina).


Una expectativa inmensa invade el auditorio que se va colmando de a poco, en la ciudad de Porto (Portugal / 26 de Julio/ 19 hs hora local.)
El arquitecto chileno Smiljan Radic está por empezar la conferencia. La simple explicación de sus proyectos cautiva al auditorio. Lo primitivo y lo vernáculo invaden su discurso. Trazos, gestos e imágenes cotidianas, utilizadas como herramientas de su arquitectura para generar un lenguaje propio.
Nos habla de la intervención en el “Centro de Artes Escénicas” de Santiago de Chile y de sus indagaciones en relación a la forma y contenido del último piso de este edificio : cuya decisión fue plasmar, la estructura más simple de armar y desmontar, llena de luz, colores y significado: El Circo. Y lo compara con el “Teatro del Mondo” de Aldo Rossi en Venecia, un edificio móvil navegando por los canales de la ciudad.
Pienso que la relación con la “Pista de Baile “es directa, nunca antes él la vio, pero seguramente responda al inconsciente colectivo de Sudamérica, territorio vasto, poblado por construcciones austeras y duraderas.
Cuando nos cuenta del proyecto para “Casa en Chiloé” le resta importancia a su hacer como arquitecto, revelándonos que realizó una copia fiel de una casa de Kazuo Shinohara que le gustaba mucho.
Pero a la vez se sigue preguntando y nos implica en su afirmación interrogativa : "Por qué no copiar eso que le gustaba?"
Trabajar con los materiales del lugar, su significado, y transformar lo ya preestablecido por una mejor arquitectura.

"Muy pocos personajes pueden crear una nueva arquitectura, casi desde cero. Siempre en mi hoja hay algo previo que me motiva a pensar."

Cuando finalizó la charla me acerqué tímidamente a entregarle fotografías de la Pista de Baile y me proclama tener muchas ganas de ir a la Argentina.
Se asombra de la similitud entre sus esencias y el aire de la llanura en la “Pista de Baile”. Me cuenta que su estudio, compuesto por cinco personas, no tiene una estructura como para llevar a cabo más de dos viviendas al año y esporádicamente otros proyectos de mayor escala.

…Lo vernáculo, lo primitivo, lo fugaz.


Franco Palacios Beltran